Marte - Oposición 2005

El día 07/11/05 tendrá lugar la oposición de Marte la cual ocurre cada dos años  y en esta ocasión la distancia que nos separará del planeta rojo será de unos 70 millones de kilómetros. Será mayor que la del 2003 pero eso no significa que no sea una buena oportunidad para observar a Marte con un telescopio y llegar a ver algunos detalles importantes de su superficie.

Por este motivo, los días 4 y 5 de noviembre a partir de las 20 hs se llevarán a cabo las 9º Jornadas de Observación Abierta en el Observatorio San José, la entrada es libre y gratuita. Como siempre, daremos una charla explicando los principales aspectos del planeta Marte, las misiones que visitaron el planeta y también hablaremos de algunos mitos sobre de nuestro vecino planetario.

Si bien el comienzo de las jornadas es a partir de las 20 hs, dadas las limitaciones de espacio, la visita se hará en grupos de 15 a 20 personas y la misma durará aproximadamente 30'; por lo tanto habrá varias recorridas que comenzarán 20:00, 20:30, 21:30, 22:00 y 22:30.

Qué es una oposición
 

El concepto de oposición se aplica a los planetas exteriores Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón y tiene lugar cuando un planeta se encuentra opuesto al Sol en la bóveda celeste, o sea que lo vemos lo más alto sobre el horizonte a las 12 hs de la noche, justo cuando el Sol se encuentra del otro lado de la Tierra, o sea, "debajo del suelo" que pisa el observador. Como vemos en los gráficos de más abajo, en una oposición la Tierra, el Sol y, en este caso, Marte se ubican en una misma línea.

Mas no todas las oposiciones son iguales. Como lo descubriera Kepler hace cientos de años, las órbitas que siguen los planetas no son perfectamente circulares, si no que describen elipses donde el Sol se encuentra en uno de sus focos. Así ocurre que la distancia que separa los planetas en oposición dependerá de en qué punto de la órbita se encuentren cuando se produzca la misma.

Si bien la oposición es el día 07/11/05, el máximo acercamiento se va a producir el 27/10/05. El día de la oposición la distancia entre la Tierra y Marte será de 70.650.000 de kilómetros pero el día 27 de octubre la distancia será de 69.600.000.

 

Oposición del 27/08/03 (perihélica cercana)
Oposición del 07/11/05 (perihélica lejana)

 

Otro punto a tener en cuenta es que, según los últimos cálculos la órbita de Marte, debido a las perturbaciones gravitatorias de los otros planetas, se está convirtiendo cada vez más elíptica. Esto significa que cada centuria que pasa Marte estará más cerca del Sol en su perihelio y más lejos del mismo en su afelio, por lo que las oposiciones perihélicas más recientes estarán más cercanas a la Tierra que las anteriores.

En las oposiciones perihélicas anteriores en 1956, 1971 y 1986, Marte se encontraba, respectivamente, a 56, 57 e 60 millones de kilómetros de la Tierra. En la del 2003 Marte estuvo a solo 55.7 millones de kilómetros como no ocurría desde el año 57537 antes de Cristo, en esta oportunidad la distancia mínima que separará a la Tierra y a Marte será de 69.6 millones de kilómetros.

Otro efecto debido a la forma elíptica de las orbitas es que si bien la oposición es el día 07/11/05 distando Marte 70.650.000 de kilómetros de la Tierra, el máximo acercamiento se va a producir el 27/10/05, con una distancia de solo 69.600.000 de kilómetros.

 

La distancia entre la Tierra y Marte durante la oposición.

Marte en el cielo

Esta vez, a diferencia del evento del 2003, los verdaderos afortunados serán los observadores situados en centro América, pues Marte estará muy alto sobre el cielo por las noches dando oportunidad a observarlo muy bien. Para la gente de sudamérica, el planeta se presentará a una altura relativamente baja por encima del horizonte, lo cual en determinadas situaciones complicará su observación telescópica debido a la turbulencia atmosférica

El 7 de noviembre del 2005, día de la oposición, Marte saldrá por el horizonte hacia el este a las 19:30, pero debido a la edificación de la ciudad de Buenos Aires será visible más tarde en el cielo. Marte se presentará como una estrella muy brillante, de magnitud -2.3, y se ubicará muy cerca de la constelación de Aries entre Piscis y Tauro. ver mapa

Las condiciones de visibilidad no serán muy distintas para las semanas previas y posteriores, a medida que pasen los días Marte irá apareciendo en el cielo cada vez más tarde pero su posición variará muy poco en el cielo.

A pesar de que regularmente la observación de Marte es pobre para telescopios pequeños y aun para grandes instrumentos, dado que su diámetro es aproximadamente la mitad del terrestre, las oposiciones favorables dan la oportunidad de ver aspectos que normalmente no son observables. El 29 de octubre, el diámetro aparente del disco de Marte será de unos 20,2 segundos de arco y los que puedan acercarse a algún telescopio mediano (mas de 200 milímetros de diámetro) serán capaces de observar algunas características oscuras en su disco, además de la notable capa polar de color blanco. La característica más prominente y más fácilmente visible Syrtis Major, una zona con colores oscuros más destacados que el resto del planeta. Como el planeta rota algo mas lento que nuestra Tierra, al observarlo cada noche los detalles particulares aparecerán 40 minutos más tarde a la noche siguiente.

Sin importar la expectativa que la oposición de Marte de este año despierta en el público en general, los astrónomos profesionales no se interesaran mucho en este  evento, esto se debe a que hoy en día la mayoría de las observaciones se realizan a través de sondas planetarias que permiten una imagen más detallada de la que puede obtener cualquier telescopio terrestre por más cerca que se encuentre el planeta. Actualmente hay tres sondas activas en órbita alrededor de Marte:  Mars Express (Unión Europea) y las Mars Odissey y Mars Global Surveyor (NASA), más dos robots exploradores en la superficie, el Spirit y Opportunity (también de la NASA), y como si fuera poco una nueva sonda en camino: la Mars Reconaissance Orbiter.

De todas maneras, para los que aún no tenemos sondas propias, con telescopio o a simple vista será un lindo espectáculo observar a nuestro rojo compañero planetario en las noches en que nos encontremos más cerca del mismo.

 

¿Hay vida en Marte?

Se puede decir que Marte, durante muchos años, ha sido el planeta asociado a la vida extraterrestre por excelencia. No es muy común oir hablar de seres venusinos, mercurianos o jupiterianos, sin embargo a nadie le resulta extraño oir hablar de "marcianos". Por alguna razón, desde fines del siglo XIX, Marte pareció albergar las mayores esperanzas de contar con vida inteligente entre todos los planetas de nuestro sistema solar además de la Tierra.

A qué se puede deber que la humanidad creyera tan fervientemente en la posibilidad de vida en el planeta rojo? Lo primero que se puede decir es que Marte es el planeta más parecido a la Tierra que se puede observar por un telescopio, es el único que deja ver su superficie sobre la cual se pueden apreciar casquetes polares y rasgos que cambian de acuerdo a las estaciones, todas situaciones similares a las que se dan en nuestro planeta.

En el año 1877 el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli afirmó haber observado lo que el denominó "canali" en la superficie de Marte durante una oposición en la cuál el planeta rojo y la Tierra se habían acercado notablemente. Estos "canali" consistían en una serie de complejas líneas que se entrecruzaban sobre las áreas más brillantes de la superficie. En italiano, canali significa canales o surcos pero su equivalente en inglés tiene la connotación de algo artificial, algo creado exprofeso.

 

Giovanni Schiaparelli

Mapa de Marte dibujado por Giovanni Schiaparelli

Anotaciones de Schiaparelli

 

Un astrónomo de Boston llamado Perciva Lowell se vio fascinado por lo que Giovanni Schiaparelli decía ver y decidió continuar con su trabajo. Fundó un observatorio en Arizona desde donde se dedicó a la observación de Marte, Lowell creyó descubrir toda un red de canales que funcionaban como grandes acequias a nivel planetario para llevar el agua de los casquetes polares hasta el ecuador, todo construído por una avanzada civiliazación. También distinguió zonas más oscuras que variaban de acuerdo a las estaciones y supuso que se debían al cambio en la vegetación de Marte. Las observaciones de Lowell van desde los últimos años del siglo XIX hasta los comienzos del siglo XX y en sus notas se encuentran detalladas descripciones de las líneas que el astrónomo afirmaba observar y que se repetían de un año a otro.

 

Percival Lowell

Mapa de la superficie de Marte hecho por Lowell

Observaciones de Lowell

 

La ciencia ficción no estuvo ajena a esta tendencia, en 1897 H. G. Wells escribió la novela "La guerra de los mundos" en la cual se puede leer "...Los hombres terrestres imaginaban, como mucho, que podría haber otros hombres en Marte, quizá inferiores a ellos y dispuestos a aceptar una empresa misionera. Sin embargo, a través de los abismos del espacio, unas mentes que son a las nuestras lo que éstas son a las bestias perecederas, intelectos amplios, fríos y carentes de compasión, contemplaban con ojos envidiosos esta Tierra, y trazaban de modo lento y seguro sus planes contra nosotros". En el año 1938, en los Estados Unidos, Orson Welles hizo una adaptación de esta novela para un programa radial bajo su dirección con algunos cambios. El principal fue que la obra fue transmitida a modo de boletines informativos radiales acerca de una invasión marciana para darle mayor dramatismo. Todo estaba preparado para que se escuchara como si fueran informes periodísticos de una invasión alienígena que se estaba llevando a cabo: reporteros, efectos especiales, incluso hubo declaraciones de testigos que describían a los invasores bajando de sus naves. Antes del comienzo del programa radial, se explicó a la audiencia que todo se trataba de una obra de ficción pero mucha gente sintonizó la transmisión luego de comenzada la misma. Esto significó que gran cantidad de personas creyeran que se trataba de un hecho real y cundiera el pánico entre la mayoría, muchos empezaron a huir atestando las carreteras tratando de escapar a la amenaza. En síntesis, todo terminó en un gran escándalo nacional producto de una invasión virtual.

 

Los marcianos en "La guerra de los mundos" (1953)

Los marcianos con humor en "Mars Attack" (1996)

 

Gran parte del velo de dudas y misterio se corrió en los años 60 y 70 con las misiones Mariner y Viking, ésta última con el descenso de dos naves sobre la superficie de Marte. Las imágenes orbitales del Mariner 9, con resolución miles de veces superior a la del telescopio de Lowell, fueron comparadas con sus mapas y no se pudo encontrar ninguna correlación. El Mariner 9 también encontró "rayas" y "manchas" o zonas más oscuras que varían de acuerdo a las estaciones, ahora bien, las "rayas" encontradas por la sonda espacial no corresponden a canales ni están ubicados donde Lowell decía haberlos visto y, lo más importante, por su tamaño eran imposibles distinguirlas desde la Tierra. Con respecto a las "manchas" su origen está muy lejos de tener algo que ver con vegetación marciana, sino que son debidas a las tormentas de polvo que azotan el planeta. La cuestión de la existencia de vida inteligente en Marte estaba zanjada, no había rastros ni de canales artificiales ni de civilización alguna, solo quedaba develar otra cuestión: la existencia de vida en forma de microorganismos; ésta fue la tarea de las misiones Viking I y II. Los resultados de los experimentos en principio parecían concluir que existía vida en Marte pero los científicos enseguida se dieron cuenta que muchos procesos no biológicos podían perfectamente explicar el resultado de los experimentos realizados por las Viking, por lo tanto a la fecha no se puede afirmar que haya vida en forma de microorganismos en Marte, por lo menos, en los sitios donde aterrizaron las naves.

El Viking posado sobre la superificie de Marte

Características de Marte

  • es el cuarto planeta del sistema solar
  • tiene 6.800 km de diámetro (0.53 veces el diámetro terrestre)
  • tiene dos satélites: Deimos y Fobos
  • su distancia media al Sol es de 228.000.000 de km
  • la distancia en la oposición 70.950.000 de km
  • el período de rotación sobre su eje es de 24 hs 37´ (casi igual al día terrestre)
  • el período de traslación alrededor del Sol es de 687 días (poco menos de dos años terrestres)

 Tamaños de la Tierra y Marte en escala

 

Misiones a Marte

 

Misiones americanas

Mariner IV - julio1965
Mariner VI - junio 1969
Mariner VII - agosto1969
Mariner IX - noviembre1971
Viking I - julio 1976
Viking II - septiembre 1976
Mars Observer - septiembre 1992
Mars Pathfinder - julio 1997
Mars Global Surveyor - septiembre 1997
Climat Orbiter - diciembre 1998
2001 Mars Odissey - octubre 2001
Mars Exploration Rover Mission - enero 2004
Mars Reconnaissance Orbiter - 2005
Scout Missions
Smart Lander - Long Range Rover - 2009
Misiones europeas

Mars Express - diciembre 2003

 

volver a Jornadas