Los días viernes 30 y sábado 31 de marzo en el horario de 20 a 24 se llevarán a cabo las 10º Jornadas de Observación Abierta en el Observatorio San José - Bartolomé Mitre 2455, Capital Federal

El Señor de los Anillos

Saturno ya está visible en los cielos de Buenos Aires para ofrecernos toda su belleza, así como Marte tuvo una de sus máximas aproximaciones a la Tierra en la oposición de 2003 y 2005 ahora vuelve a ser el momento de Saturno. La Tierra pasa entre Saturno y el Sol aproximadamente una vez al año pero como las órbitas de los planetas no son perfectamente circulares hay oposiciones más cercanas que otras. La alineación Sol-Tierra-Saturno se produjo más precisamente el xx de febrero y, si bien esta no es una de las oposicion es más cercanas, no deja de ser una excelente oportunidad para observar a Saturno por el telescopio. Los días 30 y 31 de marzo el Observatorio San José abre nuevamente sus puertas para contemplar a este maravilloso mundo.

De todas formas, aunque la oposición ya haya sucedido el planeta puede ser observado a través de telescopios perfectamente mostrándonos todos sus detalles y sus inconfundibles anillos.

Saturno durante el mes de enero estará sobre el horizonte a partir de las 20:30 aunque muy bajo y habrá que buscarlo en dirección NE, a continuación les ofrecemos una serie de mapas estelares con la posición para distintas fechas.

En la oposición de febrero Saturno, la Tierra y el Sol estuvieron perfectamente alineados

Como encontrar a Saturno en el cielo

A Saturno se lo puede encontrar entre la constelación de Cáncer y Leo, durante algunas semanas su movimiento en el cielo será imperceptible así que el mapa estelar que les ofrecemos a continuación servirá para varios días. La altura máxima que el planeta alcanza sobre el horizonte es de un poco más de 37º aproximadamente a las 23 hs, en el siguiente mapa podrán ver la posición de Saturno en el cielo. Ver mapa

Ficha técnica de Saturno

Diámetro: 120.600 km (casi 10 veces el diámetro de la Tierra)

Masa: 95 veces la masa terrestre

Densidad: 0.69 de la densidad terrestre

Distancia al Sol: 1.427.000.000 km (la Tierra está a 150.000.000 km)

Período de traslacion alrededor del Sol: 29 años y 167 días

Satélites: 30

Los tamaños de la Tierra y Saturno comparados

Un poco de historia

Saturno es el planeta más lejano visible a simple vista y del cual ya tenían conocimiento antiguas culturas como una estrella amarillenta y brillante de lento movimiento en el firmamento. Pero no fue hasta la invención del telescopio que se descubrió su verdadera y típica característica: sus anillos. Galileo Galilei fue el primero que lo observó con un telescopio entre 1609 y 1610 pero debido a lo rudimentario de su instrumento no fue capaz de distinguir los anillos y pensó que se trataba de otros dos astros que rodeaban al planeta.

Cómo Galileo había descubierto los satélites mayores de Júpiter recientemente asumió que Saturno también poseía satélites pero de gran tamaño. "Para mi gran asombro, Saturno se me aparecía no como una sola estrella sino como tres juntas, casi tocándose unas con otras" escribió Galileo por aquella época.

Galileo Galilei

Dibujos de Galileo de sus observaciones de Saturno

Saturno fotografiado por el telescopio espacial Hubble cuando la Tierra atraviesa el plano de los anillos, obsérvese que casi no se notan con un telescopio 400 años más moderno que el de Galileo

 

Dos años más tarde, Galileo volvería a enfocar a Saturno y para su sorpresa los dos astros que lo acompañaban habían desaparecido. "No se que decir en este caso tan sorprendente, tan inesperado y tan novedoso" escribió Galileo en 1612. Lo que en realidad estaba sucediendo era que la Tierra estaba pasando por el plano de los anillos y, por lo tanto, Galileo los estaba viendo de perfil por lo cual eran prácticamente invisibles. Dos años después, los anillos volvieron a aparecer y más grandes aún, Galileo pensó que se trataba de alguna especie de "brazos" que crecían y desaparecían por razones desconocidas. Galileo murió sin saber que lo que estaba viendo eran los anillos de Saturno y, por supuesto, tampoco supo que fue el primer hombre en observarlos.

Casi 50 años más tarde, el científico holandés Christiaan Huygens resolvió el acertijo que dejó tan desconcertado a Galileo.

Huygens contaba con instrumentos ópticos de mayor precisión que Galileo, lo que le permitió anunciar en 1659  a través de su libro "Systema Saturnium" que esos "astros" o "brazos" que acompañaban a Saturno era un anillo que rodeaba al planeta. Los anillos van variando su inclinación a medida que Saturno se desplaza alrededor del Sol y ocasionalmente se "desvanecen" cuando se los observa "de canto" desde la Tierra.

 

Christiaan Huygens

 

 

   

Izquierda: dibujos de Saturno hechos por Huygens a partir de sus observaciones y publicados en "Systema Saturnium". Medio: otro dibujo de Huygens donde explica como varía la posición de los anillos vistos desde la Tierra según las órbitas de cada planeta (1659). Derecha: composición de imágenes obtenidas por el telescopio espacial Hubble de acuerdo a la variación de la posición relativa de la Tierra y Saturno.

 

Christiaan Huygens no solo descubrió la naturaleza de los anillos sino que también descubrió el primer satélite de Saturno: Titán. Pocos años más tarde el astrónomo franco-italiano Gian Domenico Cassini utilizando telescopios más avanzados descubrió más satélites: Iapetus, Rhea, Tethys y Dione. En el año 1675 Cassini hizo otro importante descubrimiento, el anillo de Saturno estaba dividido en dos por una brecha angosta la cuál, desde entonces, se la conoce como la división de Cassini.

 

Gian Domenico Cassini

 

Christiaan Huygens concebía a los anillos como una estructura plana y fina que rodeaba al planeta sin tocarlo en ningún punto. Entre los astrónomos flotaba el gran interrogante de cómo esos anillos podían ser tan estables, para algunos científicos la explicación estaba en que los anillos debían estar compuestos por enjambres de pequeños satélites que orbitaban a Saturno. En el siglo XIX llegó la respuesta a través de análisis espectrográficos donde se demostró que la velocidad de rotación de las partículas más cercanas al planeta es más rápida que la velocidad de las partículas más alejadas, tal cual lo estipula la tercera ley de Kepler y, de esta manera, se confirmó lo que varios científicos sostenían, que el anillo no estaba formado por una estructura única sino que estaba compuesto por pequeños cuerpos en órbita a Saturno.

 

División de Cassini

 

Datos de la actualidad

Saturno es uno de los cuatro gigantes gaseosos del sistema solar junto con Júpiter, Urano y Neptuno y superado en tamaño solo por el primero. Saturno tiene un notable aplastamiento polar, su diámetro ecuatorial es de 120.600 km mientras que la distancia de polo a polo es de 108.728 km, este fenómeno es causado por una combinación de factores: la rápida velocidad de rotación del planeta y su baja densidad, esto provoca que se produzca un abultamiento sobre el ecuador.

 

Nótese la diferencia entre el diámetro ecuatorial y el diámetro polar en estas imágenes tomadas al cruzar el plano de los anillos

 

El volumen de Saturno es unas 750 veces superior al de la Tierra sin embargo su masa es solo 95 veces superior debido a su escasa densidad por tratarse de un planeta gaseoso (la densidad de Saturno es inferior a la del agua). A diferencia de los planetas rocosos del sistema solar interior (Mercurio, Venus, Tierra y Marte), los planetas gaseosos no tienen una superficie donde aterrizar o posarse. A medida que se desciende en la atmósfera de Saturno, los gases se hacen cada vez más densos a la vez que la temperatura es cada vez más elevada. Los estudios de Saturno indican que el interior más profundo del planeta estaría formado por un corazón de roca fundido de tamaño similar al de la Tierra pero mucho más denso que ésta.

 

Tormentas en Saturno

 

El movimiento de la atmósfera de Saturno

 

Los estudios espectroscópicos de las misiones Voyager detectaron que Saturno está formado un 94% de hidrógeno y 6% de helio, siendo éstos los componentes primarios de todos los gigantes gaseosos, el Sol y las estrellas. En la atmósfera de Saturno se ha detectado una rápida y enorme corriente ecuatorial (como una gigante corriente de chorro) cuya velocidad alcanza los 1800 km/h, este fenómeno se ha venido observando durante décadas. Saturno también tiene tormentas como las que se observan en la atmósfera de Júpiter pero mucho menos visibles y, aparentemente, con menor frecuencia. De todas maneras, las tormentas en los planetas gaseosos son mucho más duraderas, muy probablemente, debido a que no existen continentes que reduzcan su energía como sucede en la Tierra con los huracanes cuando llegan a tierra firme.

Saturno es más frío que Júpiter sin embargo los colores de las capas de nubes son debidos a la misma composición química básica que en Júpiter. Cerca de la capa más alta de la atmósfera, el amoníaco se congela lo suficiente para cristalizar en partículas de hielo muy parecidas a los altos cirrus en los cielos de la Tierra. Estas nubes de amoníaco son la parte visible de Saturno. Una de las principales causas por la cual Saturno tiene una coloración más uniforme que Júpiter es porque las capas de nubes exteriores están cubiertas por un "niebla" que atenúa los colores, esto también se aprecia en las bandas latitudinales pero no poseen los contrastes que se aprecian en Júpiter.

 

       

Las nubes de Saturno, de izquierda a derecha: 1) detalle de las nubes en color verdadero. 2) imagen en color falso donde se aprecian pequeños torbellinos. 3) detalle de las bandas en color falso,se aprecian algunos torbellinos. 4) imagen en color real de Saturno donde se ven las bandas latitudinales de  colores más "apagados" y más "parejas" que en Júpiter. 5) imagen en color real de las bandas latitudinales de Júpiter, nótese que los torbellinos son mucho más notables y están en mayor cantidad, la Gran Mancha Roja es uno de ellos.

 

La temperatura en la capa superior de nubes es de alrededor de 140ºC bajo cero, la temperatura aumenta a medida que se profundiza en la atmósfera de Saturno debido al incremento de la presión. En el núcleo del planeta se estima que la temperatura es del orden de los 10.000ºC.

 

Los miles de anillos que conforman el sistema

 

A pesar de que los mejores telescopios de la Tierra muestran solo tres anillos que rodean al planeta, en realidad se trata de un sistema compuesto por miles de pequeños anillos. Estos están compuestos por infinidad de partículas cuyos tamaños van desde imperceptibles motas de polvo hasta pedazos de hielo del tamaño de una casa. Estos pequeños anillos mantienen su ancho y su separación entre sí es debido a la acción de las denominadas "lunas pastoras".

 

volver a Jornadas