Oposición 2003

El mayor acercamiento desde el año 5537 AC

Periódicamente Marte y la Tierra se acercan mutuamente en la danza que describen alrededor del Sol, algunas veces lo hacen más y otras menos, pero este año será un caso muy especial. El acercamiento es uno de los mejores de la historia, Marte se encontrara a solo 0.37 unidades astronómicas (1 unidad astronómica es la distancia que separa la Tierra del Sol), o dicho más claramente a solo 55.7 millones de km. Aunque esta distancia pareciera excesiva no lo es en la escala planetaria del sistema solar, para darnos una idea Júpiter dista del Sol 5.2 unidades astronómicas y Plutón más aún, 39.5 unidades astronómicas. Esta circunstancia será pues un evento único. Hace 59619 años que no se producía un acercamiento tan próximo, desde que el hombre de Neanderthal caminaba sobre nuestro planeta, y recién volverá a producirse nuevamente un caso similar en el año 2287.

La superficie que presentará Marte a los observadores de América el 27 de agosto del 2003, la noche de máximo acercamiento, cerca de las 12:40 a.m. Pacific Daylight Time, 3:40 a.m. EDT.
Gráfico de Ralph Aeschliman

Ahora bien. ¿Cómo se produce el fenómeno?
Primeramente el nombre técnico que usamos en astronomía para describir estos acercamientos es el de "oposición", debido a que cuando se producen el astro en cuestión se encuentra opuesto al Sol en la bóveda celeste, o sea que lo vemos lo más alto sobre el horizonte a las 12 hs de la noche, justo cuando el Sol se encuentra del otro lado de la Tierra, o sea, "debajo del suelo" que pisa el observador.

Mas no todas las oposiciones son iguales. Como lo descubriera Kepler hace cientos de años, las órbitas que siguen los planetas no son perfectamente circulares, si no que describen elipses donde el Sol se encuentra en uno de sus focos. Así ocurre que la distancia a la que se encuentren los planetas en oposición, dependerá de en que punto de la órbita se encuentren cuando se produzca la misma. En este caso especial, además de ser de una oposición muy cercana se trata de una oposición perihélica, o sea que el planeta Marte se encontrará en el punto de su órbita más cercano al Sol llamado perihelio, por lo que su distancia a la Tierra será menor.

Oposición del 27/08/03 (perihélica)
Oposición del 18/03/97 (afélica)

Otro punto a tener en cuenta es que, según los últimos cálculos la órbita de Marte, debido a las perturbaciones gravitatorias de los otros planetas, se está convirtiendo cada vez más elíptica. Esto significa que cada centuria que pasa Marte estará más cerca del Sol en su perihelio y más lejos del mismo en su afelio, por lo que las oposiciones perihélicas más recientes estarán más cercanas a la Tierra que las anteriores.

Si bien la noche de la oposición propiamente dicha será la del 28 de agosto, el máximo acercamiento por razones geométricas, tendrá lugar un día antes, la noche del 27 de agosto. En las oposiciones perihélicas anteriores en 1956, 1971 y 1986, Marte se encontraba, respectivamente, a 56, 57 e 60 millones de kilómetros de la Tierra. El 27 de agosto Marte estará a solo 55.7 millones de Kilómetros como no ocurría desde el año 57537 antes de Cristo

Oposición del 27/08/03 (perihélica cercana)
Oposición del 07/09/86 (perihélica lejana)

Donde se encontrará

Durante el mes de Agosto, Marte recorrerá la constelación de Acuario. En el cielo de Buenos Aires a las 12hs de la noche lo podremos ver a 56º de altura sobre el horizonte en la dirección NE. Si bien durante el mes recorrerá una porción apreciable del cielo, será claramente el objeto más brillante, luego de la Luna. Las posiciones más detalladas se puede ver en los siguientes mapas.

mapa 1

mapa 2

Detalles de observación

A simple vista, Marte se verá más brillante que en ocasiones anteriores, alcanzando una magnitud máxima de –2.8 y un diámetro aparente de 25,11 segundos de arco, casi idéntico a la oposición de hace 59619 años donde alcanzara los 25.13 segundo de arco y a la futura del 28 de Agosto del 2287 cuando alcanzara los 25.14 segundos de arco.

Realmente en esta ocasión los observadores del hemisferio sur tendremos una gran ventaja, Marte estará bien por arriba del horizonte, lejos de la polución luminosa y atmosférica, cosa que no se producirá para aquellos que se encuentren en la parte norte de nuestro planeta.

Cambios en el tamaño de Marte durante el 2003: el gráfico representa los cambios en tamaño y orientación del globo marciano para un observador terrestre durante el año 2003. El tamaño angular alcanzará su máximo el 27 de agosto de 2003 con 25,1”

Durante casi todo el 2003 el hemisferio sur de Marte apuntara hacia la Tierra, esto hará que la capa polar sea bien visible, pero debido a que durante Julio y Agosto estaremos en la primavera del hemisferio sur marciano, la misma empezara a decrecer en esta época, siendo menor a lo que era en Mayo y Junio.

Observación Telescópica

Aquellos que deseen efectuar observaciones más detalladas con telescopios y cámaras deberán tener en cuenta que según los filtros con que observemos el planeta, podremos ver diferentes aspectos.
Los filtros más usuales en astronomía, tanto en fotografía como en observación, son los llamados Wratten (W) y a ellos nos referiremos.

Ejemplo de los diferentes detalles de Marte revelados por diferente filtros. Donald C. Parker - CCD y Telescopio Newtoniano f/6 de 16”, Deciembre, 1998.
(Cortesía Sky & Telescope)

Imagen Obtenida por Ed Grafton en Houston, Texas, SBIG ST-6 CCD y Celestron 14” (Cortesía Sky & Telescope).

 

Filtros rojos y naranjas W25/W23A: son los que mayor penetración alcanzan de la superficie marciana logrando develar sus detalles geográficos y de las capas polares. También serán los que nos ayuden a visualizar las tormentas de polvo con mayor contraste. Si vemos una mancha brillante en rojo y que a la vez se registra leve en azul, estaremos delante de una tormenta de este tipo.

Filtros verdes y verdes azulados W58 /W64: son los que resaltaran las nieblas, zonas heladas y capas polares con mayor detalle.

Filtros azules y violetas W38A, W80A / W47: son los que mejor revelarán detalles de nubes de vapor de agua debido a la opacidad de la atmósfera de Marte a la luz de corta longitud de onda.

Si bien Marte se caracteriza por sus inesperadas tormentas y nubosidades que suelen tapar algunos de sus detalles, será una ocasión única para poder verlos con claridad si se tiene al alcance un telescopio de cierta apertura. Para identificar diferentes aspectos de la superficie será indispensable utilizar un mapa del planeta y conocer la posición del meridiano central o sea el meridiano que se presenta frente al observador. De esta manera será posible correlacionar los accidentes geográficos que se nos presenten con lo que se marca en el mapa.

Planisferio de la superficie de Marte.
(Cortesía Sky & Telescope)

Debido a que por la rotación del planeta los detalles que nos muestra varían de hora en hora, una buena ayuda será utilizar el programa Mars Previewer II efectuado por Leandro Ríos de Argentina, el que nos mostrará la cara visible de Marte en un momento dado y calculará el meridiano central. Además es freeware, para no perdérselo!!!.
Las dudas podrán consultárselas al mismo Leandro en leandror@iname.net. y el programa de 3 mega puede bajarse desde http://skyandtelescope.com/resources/software/programs/mp201.zip

Mars Previewer II

A modo de cierre


Con telescopio o a simple vista, con grandes conocimientos o con la simple admiración eterna del hombre por los astros, será indiscutidamente una ocasión verdaderamente única para disfrutar de uno de los grandes espectáculos que la naturaleza nos ofrece. Valdrá pues la pena en este mes detener nuestro apresurado trajín y levantar entonces nuestra mirada a los cielos para poder admirar como lo hicieran nuestros ancestros más lejanos al astro principal de estas noches, Marte el enigmático planeta rojo.

volver

 

 

 

 

 


Hay vida en Marte?

Se puede decir que Marte, durante muchos años, ha sido el planeta asociado a la vida extraterrestre por excelencia. No es muy común oir hablar de seres venusinos, mercurianos o jupiterianos, sin embargo a nadie le resulta extraño oir hablar de "marcianos". Por alguna razón, desde fines del siglo XIX, Marte pareció albergar las mayores esperanzas de contar con vida inteligente entre todos los planetas de nuestro sistema solar además de la Tierra.

A qué se puede deber que la humanidad creyera tan fervientemente en la posibilidad de vida en el planeta rojo? Lo primero que se puede decir es que Marte es el planeta más parecido a la Tierra que se puede observar por un telescopio, es el único que deja ver su superficie sobre la cual se pueden apreciar casquetes polares y rasgos que cambian de acuerdo a las estaciones, todas situaciones similares a las que se dan en nuestro planeta.

En el año 1877 el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli afirmó haber observado lo que el denominó "canali" en la superficie de Marte durante una oposición en la cuál el planeta rojo y la Tierra se habían acercado notablemente. Estos "canali" consistían en una serie de complejas líneas que se entrecruzaban sobre las áreas más brillantes de la superficie. En italiano, canali significa canales o surcos pero su equivalente en inglés tiene la connotación de algo artificial, algo creado exprofeso.

Giovanni Schiaparelli
Mapa de Marte dibujado por Giovanni Schiaparelli
Anotaciones de Schiaparelli

Un astrónomo de Boston llamado Perciva Lowell se vio fascinado por lo que Giovanni Schiaparelli decía ver y decidió continuar con su trabajo. Fundó un observatorio en Arizona desde donde se dedicó a la observación de Marte, Lowell creyó descubrir toda un red de canales que funcionaban como grandes acequias a nivel planetario para llevar el agua de los casquetes polares hasta el ecuador, todo construído por una avanzada civiliazación. También distinguió zonas más oscuras que variaban de acuerdo a las estaciones y supuso que se debían al cambio en la vegetación de Marte. Las observaciones de Lowell van desde los últimos años del siglo XIX hasta los comienzos del siglo XX y en sus notas se encuentran detalladas descripciones de las líneas que el astrónomo afirmaba observar y que se repetían de un año a otro.

Percival Lowell

Mapa de la superficie de Marte hecho por Lowell

Observaciones de Lowell

La ciencia ficción no estuvo agena a esta tendencia, en 1897 H. G. Wells escribió la novela "La guerra de los mundos" en la cual se puede leer "...Los hombres terrestres imaginaban, como mucho, que podría haber otros hombres en Marte, quizá inferiores a ellos y dispuestos a aceptar una empresa misionera. Sin embargo, a través de los abismos del espacio, unas mentes que son a las nuestras lo que éstas son a las bestias perecederas, intelectos amplios, fríos y carentes de compasión, contemplaban con ojos envidiosos esta Tierra, y trazaban de modo lento y seguro sus planes contra nosotros". En el año 1938, en los Estados Unidos, Orson Welles hizo una adaptación de esta novela para un programa radial bajo su dirección con algunos cambios. El principal fue que la obra fue transmitida a modo de boletines informativos radiales acerca de una invasión marciana para darle mayor dramatismo. Todo estaba preparado para que se escuchara como si fueran informes periodísticos de una invasión alienígena que se estaba llevando a cabo: reporteros, efectos especiales, incluso hubo declaraciones de testigos que describían a los invasores bajando de sus naves. Antes del comienzo del programa radial, se explicó a la audiencia que todo se trataba de una obra de ficción pero mucha gente sintonizó la transmisión luego de comenzada la misma. Esto significó que gran cantidad de personas creyeran que se trataba de un hecho real y cundiera el pánico entre la mayoría, muchos empezaron a huir atestando las carreteras tratando de escapar a la amenza. En síntesis, todo terminó en un gran escándalo nacional producto de una invasión virtual.

Los marcianos en "La guerra de los mundos" (1953)
Los marcianos con humor en "Mars Attack" (1996)

Gran parte del velo de dudas y misterio se corrió en los años 60 y 70 con las misiones Mariner y Viking, ésta última con el descenso de dos naves sobre la superficie de Marte. Las imágenes orbitales del Mariner 9, con resolución miles de veces superior a la del telescopio de Lowell, fueron comparadas con sus mapas y no se pudo encontrar ninguna correlación. El Mariner 9 también encontró "rayas" y "manchas" o zonas más oscuras que varían de acuerdo a las estaciones, ahora bien, las "rayas" encontradas por la sonda espacial no corresponden a canales ni están ubicados donde Lowell decía haberlos visto y, lo más importante, por su tamaño eran imposibles distinguirlas desde la Tierra. Con respecto a las "manchas" su origen está muy lejos de tener algo que ver con vegetación marciana, sino que son debidas a las tormentas de polvo que azotan el planeta. La cuestión de la existencia de vida inteligente en Marte estaba zanjada, no había rastros ni de canales artificiales ni de civilización alguna, solo quedaba develar otra cuestión: la existencia de vida en forma de microorganismos; ésta fue la tarea de las misiones Viking I y II. Los resultados de los experimentos en principio parecían concluir que existía vida en Marte pero los científicos enseguida se dieron cuenta que muchos procesos no biológicos podían perfectamente explicar el resultado de los experimentos realizados por las Viking, por lo tanto a la fecha no se puede afirmar que haya vida en forma de microorganismos en Marte, por lo menos, en los sitios donde aterrizaron las naves.

El Viking posado sobre la superificie de Marte

Representación artística del Mars Express

Los esfuerzos de las misiones Viking I y II por encontrar signos de vida en Marte, serán continuados 26 años después por la misión Mars Express que salió de la Tierra en junio de 2003 y arribará al planeta en diciembre del mismo año. Los experimentos de esta misión serán más numerosos y más complejos que los de la Viking, la Mars Express no solo se concentrará en averiguar si hay vida actualmente sino también deberá concluir si es que hubo vida en el pasado, esperamos ansiosos los resultados.

volver

 

 

 

 


Características de Marte

volver

 

 

 


Misiones a Marte

Misiones americanas

Mariner IV - julio1965

Mariner VI - junio 1969
Mariner VII - agosto1969

Mariner IX - noviembre1971

Viking I - julio 1976
Viking II - septiembre 1976

Mars Observer - septiembre 1992

Mars Pathfinder - julio 1997

Mars Global Surveyor - septiembre 1997

Climat Orbiter - diciembre 1998

2001 Mars Odissey - octubre 2001

Mars Exploration Rover Mission - enero 2004

Mars Reconnaissance Orbiter - 2005

Scout Missions

Smart Lander - Long Range Rover - 2009

 

Misiones europeas

Mars Express - diciembre 2003

volver