Observaciones en Vuelta de Obligado

Por Sergio Daniel Vilar

 

Son las vacaciones más cercanas a casa (Vicente López, Provincia de Buenos Aires) que hemos tenido, partimos tipo 9 hs del domingo 22 de enero de 2012 y antes del mediodía ya estábamos en destino. Viajamos con la Tía, quien nos acompañó nuevamente en vacaciones después de varios años de su ausencia. Llegamos temprano al pueblo, es muy pequeño, sólo tiene asfaltado el camino que es una continuación de la ruta misma y que llega hasta el río Paraná, es muy tranquilo y casi no hay turistas. Se encuentra a unos 19 kms al NO de San Pedro, donde se produjo la famosa batalla contra la escuadra anglo-francesa que remontaba el Paraná, allá por mediados del siglo XIX.

La casa es amplia, en una planta, con un jardín muy grande, varios árboles, la infaltable parrilla y una piscina amplia también. Viajé con el telescopio reflector newtoniano de 150 mm de abertura, quise traer también el telescopio refractor de 90 mm pero… no había conseguido un equivalente a la cola de milano (una barra que contiene los aros que sujetan el telescopio y que se atornilla a la parte superior de la montura) para poder usarlo con la montura del reflector (además dudo que hubiera entrado en el baúl, estábamos muy cargados!). Me traje el Barlow 1.8x y los oculares Plossl  de 26, 17, 12.5, 10.5 y 7.4 mm más el ocular Nagler de 4.8 mm. Con respecto al año pasado no traje los oculares de muy poco aumento y si los de mayor poder para utilizarlos en los planetas.

 

Sergio con el newtoniano de 150 mm

 

El día de llegada se puso cada vez más nublado. Hacia la noche se había despejado, pero mi cansancio no me dejó ganas de observar, así que nada hice. El día siguiente, lunes, amaneció despejado, armé el telescopio (el cuál le encantó a la Tía, que nunca lo había visto, aunque por supuesto conocía de su existencia),  pero hacia la tarde aparecieron una nubes hacia el oeste que nublaron todo el cielo y llegada la noche hubo una fuerte tormenta que duró unas horas y que por lo menos sirvió para asentar el polvo que hay por todos lados y para que baje el fuerte calor que estábamos pasando.

 

La "tía" observando el cielo por el telescopio

 

Martes 24

 

Amaneció completamente cubierto y sin viento, espero se despeje y así poder empezar a observar algo. Una vez cenados salgo por primera vez con el telescopio, un cielo bastante oscuro, sin Luna pero más parecido a Chascomus (localidad situada unos 120 km al sur de la Ciudad de Buenos Aires) que a Sierra de la Ventana (lugar donde estuve vacacionando y observando el verano anterior, a unos 560 km al sudoeste de la Ciudad de Buenos Aires), la Vía Láctea (1) es poco visible. La luz de un vecino y otras de la calle se presentan muy molestas, sobre todo la primera, más otras que están sobre la entrada al pueblo a unos 150 o 200 m. Me ubico primero priorizando a Júpiter (2) ya que se me ocultaba por los árboles: las dos bandas principales bien visibles, sobre todo una de ellas pero nada más, hay turbulencia (3) y ni con el Nagler puedo ver algo más. Estaban también visibles los cuatro satélites principales (4), dos de ellos muy juntos… y aquí aparece la familia a pleno (mi esposa, mis dos hijos y la tía) y se pone lindo, la tía nunca había visto con un telescopio, cuándo menciono a Júpiter y lo apunto con el láser (5) emitió una fuerte exclamación de asombro y quedó encantada con lo que vio. Les mostré “la nubecita” cercana a Sirius (6) y se encantaron de cómo ésta se resolvía en un cúmulo de estrellas (7): M41 (8) en Canis Major (9). Les siguió la famosa M42 en Orión, con su combinación de nebulosa y estrella múltiple, aquí el 5° componente del trapecio (10) se veía apenas y no con la gran claridad de Sierra de la Ventana….Todos encantados por igual con la vista… les digo: ven ésta estrella, es alfa Crux (11), es una?... y al mirarla con el Nagler dicen: no, son dos!....(12) le siguen otros, no recuerdo el orden, la nebulosa de eta Carina, los cúmulos abiertos NGC4755 (en Crux), 3532 y 3293 (en Carina), la llamada Nebulosa de la Tarántula (galaxia Nube Mayor de Magallanes en Dorado/Mensa), el cúmulo globular 47 Tucán cercano a la Nube Menor de Magallanes (en Tucana) y finalizamos con el cúmulo abierto de Las Pléyades (M45 en Taurus) ya que todos tenían frío y me quedo entonces solo, aunque a los minutos aparece Omar, el encargado de la piscina, que vino como todas las noches para poner el cloro a la misma y de paso se intereso al ver el telescopio y le mostré un par de cosas, M42 y un cúmulo abierto, quedó encantado y se fue.

Y ahora si empieza lo mío: decido continuar con la búsqueda de objetos que nunca antes había observado. Pues bien, me acomodo con una mesita que me había traído mi esposa, pongo el telescopio donde menos me joroben las luces (aunque no consigo un lugar sin ausencia de ellas) y sin nada preparado me pongo a buscar un trío de galaxias (13) que busque en Sierra de la Ventana y me resultaron elusivas en esa oportunidad y que se encontraban cerca del cenit: NGC1672, 1688 y 1703 (14), todas en Dorado, aproximadamente a mitad de camino entre alfa y beta de dicha constelación. Inicio la búsqueda con el Plossl de 26 mm, después de unos minutos capto una sola, busco y busco y las otras dos no aparecen, deduzco que la captada es NGC 1672 y estaba en lo correcto al consultar al día siguiente el Sky Catalogue 2000, esta galaxia es de magnitud 11 con un tamaño aparente de 4.8’ x 3.9’ y las otras claro, no las pude ver porque son de magnitud 12.4 y 12.8!!, la avistada se veía bien, al lado de una estrella telescópica, no presentaba detalles aún con mayor aumento, salvo una ligera forma ovalada.

Decido continuar buscando objetos nuevos y entonces salgo a la búsqueda de las cercanas galaxias NGC 1596 y 1617 ambas cercanas a alfa Dorado. Arranco con el mismo ocular y capto enseguida a una de ellas, que resultó ser NGC 1596 y que se hacia bien visible con el Plossl de 17 mm, la otra busqué y busque con éste último ocular y no hubo caso, encima empecé a notar que el cielo se ponía no más oscuro sino lo contrario y no era por la Luna!, de a poco es como que el pueblo prendía más luces.

Cambio de constelación y voy por el cúmulo globular NGC 1851 en Columba, que es también Caldwell 73 (15), resultó fácil de encontrar con el Plossl de 26 mm, pequeño, brillante y concentrado. Usando los Plossl de 10.5 y 7.4 mm presentaba un núcleo puntual y brillante pero sin signos de resolverse en estrellas.

Entre éste globular y gamma Caelum parto a la búsqueda de las galaxias NGC 1792 y 1808  y fue una linda sorpresa, encontré ambas con el Plossl de 17 mm que es el que ahora utilizo para buscar debido a la mayor claridad del firmamento, entran ambas en el campo del ocular! Son de similar magnitud y de forma ovalada, la primera es más grande y la otra es más ovalada, un poco más pequeña y me dio el interesante detalle de presentar un núcleo puntual y brillante! … y ahora si, el cielo está menos oscuro, la Vía Láctea no se ve pero igualmente parece prometedor.

Sigo siempre por la misma zona del firmamento y con las galaxias como preferencia, le toca el turno a NGC 2090, a mitad de camino entre alfa y beta Columba, resultó apenas visible con el Plossl de 17 mm, algo ovalada,  la mejor vista resultó con el Plossl de 10.5 mm.

Seguí con la galaxia NGC 2188, también en Columba pero no hubo caso, ni rastro de la misma… lo mismo con la galaxia NGC 2196 en Lepus, ambas son de magnitud 12.3 y 12.1 y que sumado al desmejoramiento del cielo supongo me impidieron verlas.

También antes de finalizar vi que estaba Marte, bajo pero muy brillante, le apunté primero con aumento medio y después con el Nagler. Presentaba un disco importante, con el polo blanco y algunas manchas en el resto del disco, no usé más aumento por la turbulencia.

Y ya cansado, con algo de frío y más el viento que se había desencadenado y se hacia ya molesto, decidí finalizar la jornada que por cierto fue muy buena: cinco galaxias y un cúmulo globular, todos nuevos salvo una de las galaxias que después de revisar apuntes anteriores me di cuenta que ya la tenia captada de antes!

 

Miércoles 25

 

Temprano saco el telescopio para que se aclimate y de paso ya voy viendo a Júpiter, éste mucho mejor que ayer, más alto en el horizonte, con menos turbulencia y si bien no estaba oscuro se veían mucho mejor las dos bandas principales y algunas otras más finas, nuevamente los cuatro “mediceos” (16) mostraban su presencia, y ahora me doy cuenta que no se me dio ninguna ocultación o tránsito (17) de los mismos por ahora.

La tía junto con mi hijo mayor me acompañaron de entrada y después se sumó mi esposa que nos sacó muchas fotos. Después del gigante gaseoso (Júpiter), apunté al cúmulo abierto NGC 2516 (en Carina) que se veía muy bien a pesar de estar claro todavía y entonces volvió Omar, al que le mostré Júpiter, otra vez M42 y creo que un par de cúmulos más, que también vieron mi hijo mayor y la tía… le siguieron otros cúmulos (no recuerdo ahora cuales), por la zona de Carina y me dejaron solo. Antes de afrontar ésta jornada de observación y a diferencia de ayer, ya había decidido previamente que buscaría y donde trabajaría: una zona con muchas galaxias en Eridanus y Fornax y que en Sierra de la Ventana no había observado, empecé con dos galaxias próximas a la estrella 41 Eridanus, las NGC 1537 y 1532, capto la primera con el Plossl 17 mm que usé para su búsqueda, es muy chica y débil (magnitud 11.6), más o menos esférica, dato que saqué después de verla con visión desviada usando el Plossl más corto (7.4 mm), la otra busqué y busque y nada, no se mostró.

Seguí con la galaxia NGC 1700 también en Eridanus pero muy cercana a Orión y tampoco hubo caso, la busque mucho y nada, es de magnitud 11.9 y muy alargada, de 11’ x 0.95’…..y aquí me desmoralicé  un poco, tuve que correr varias veces el telescopio por las luces que me daban en la cara y volví a comprobar que apenas anochece el cielo se pone lindo pero que a partir de cierta hora el pueblo prende sus luces y el cielo desmejora….Así que hoy sólo me anoté una galaxia, pero lo bueno es que nunca la había visto.

 

Jueves 26

 

Mientras escribo las crónicas de ayer me replanteo la estrategia a utilizar el resto de las vacaciones, las galaxias que parecían ser el eje de éste año por el buen comienzo que tuve, no las descarto, pero debido al cambio que se hace aquí en el cielo priorizaré los cúmulos globulares y abiertos ya que con las nebulosas perderé también contraste como me está pasando con las galaxias. Ya veremos que pasa…    

Volviendo de hacer unas compras durante el crepúsculo, veo encima de la casa a Venus y a la Luna en una fase de cuarto creciente que calculo es de unos tres días. Me apuro a armar el telescopio pero Venus ya estaba tapado por un árbol, a la Luna le quedaban unos minutos para correr la  misma suerte, estaba muy baja, primero le apunté con el Plossl 26 mm, muy buena vista de la luz cenicienta (18), después pase al Plossl 10.5mm y finalmente el Nagler, había mucha turbulencia debido a que el satélite estaba muy bajo… justo vino Omar y quedó encantado con la gran cantidad de cráteres que se ven.

Después la cosa siguió mucho más tarde que de costumbre, después de las 22 hs, pensaba usar la computadora para mirar cuatro mapas que no tengo copiados (…y eso que el año pasado me dije que haría copias de todos!) pero no, usé los dos mapas alternativos que ya había estudiado: no puedo resistirme con las galaxias, el cielo no da para éste tipo de objetos pero insisto, la primer noche fue buena con ellos y puede repetirse, uno nunca sabe. Arranqué con la búsqueda de las NGC 625 en Phoenix y NGC 685 en Eridanus pero a pesar de la insistencia, de probar con distintos aumentos, y de cerciorarme seguido que estaba en la zona adecuada, nada. Y me pasé a buscar un cúmulo globular, NGC 1261 en Horologium y que tiene también la denominación C87, lo encontré con el Plossl 26 mm, bien con el Plossl 17 mm y mejor vista con el Plossl 10.5 mm con el que parece querer mostrar algo, se encuentra en un interesante campo estelar con una estrella telescópica muy cercana.

Insisto nuevamente con las galaxias y salgo a buscar a NGC 1249 que se encuentra a pocos grados del globular antes mencionado pero nada, me voy a la cercana constelación de Fornax a por las galaxias NGC 1097 y  Fornax Dwarf …y nuevamente me voy con las manos vacías.

Cambio de zona y de objetos: me voy para el lado de Sirius o sea a la constelación de Canis Major, me encuentro con el cúmulo abierto Cr 121 (19), se ve con el buscador, muy bien con el Plossl 26 mm, tiene muchas estrellas brillantes con una amarilla en el centro, ocupa gran parte del campo, realmente una sorpresa, no entiendo como el Sr Messier no lo puso como otros de sus “objetos molestos” pero bueno el sabia más que yo al respecto. Sigo con Cr 140, otro cúmulo abierto, visible también en el buscador, tiene pocas y brillantes estrellas, con forma alargada pero poco interesante. Ahora el cúmulo abierto Cr 132, también visto con el buscador, también pocas y brillantes estrellas que exceden el campo del ocular, mejor para prismáticos.

Me voy ahora para el sur y me propongo buscar un objeto que persigo desde mi inicio en ésta apasionante afición y que por uno u otro motivo me fue siempre esquivo, me refiero a la nebulosa planetaria NGC 3918, en Centaurus y conocida como la Planetaria Azul (20). El año pasado y a pesar del mejor cielo no la encontré por usar aumentos inadecuados (demasiado bajos) debido a no averiguar primero su tamaño (tiene un diámetro de solo 10”), lo primero que hice es asegurarme al 100% que estaba poniendo el buscador en el lugar exacto. No recuerdo ahora con que ocular miré primero, pero si que la encontré por fin después de muchos años! Y vaya que objeto, realmente excepcional, una maravilla, presenta un disco bien circular de azul pálido y parece realmente un planeta gaseoso y no un cúmulo globular, repito espectacular, fue una gran vista de un objeto largamente buscado y que ahora que lo encuentro no me defraudó la expectativa que de el tenia sino todo lo contrario. Con el ocular Plossl 17 mm se veía pequeña y de no conocer su existencia se la puede pasar distraídamente por una estrella (cosa que de seguro me había pasado en años anteriores), con el Plossl 10.5 mm no hay dudas sobre su naturaleza y es gloriosa con el Nagler, realmente parece un planeta!!!

Termino la noche buscando los cúmulos abiertos Stock 13 (21) y NGC 3572 en Carina pero lo mismo que el año pasado: me es imposible separar el cúmulo del rico fondo estelar, así que no me los anoto. Y ya cansado finalizo otra buena jornada.

 

Viernes 27

 

Hoy saco temprano el telescopio para que esté listo cuándo se vea Venus, primero observo la Luna que presentaba mejores detalles que ayer, había menos turbulencia y estaba más alta en el cielo aunque todavía había Sol!, al momento el planeta Venus se hace presente y se lo ve en fase, algo más de “media Luna”,  muy blanco y con una pequeña aberración por la atmósfera en los bordes (un borde se ve rojizo y el opuesto azulado), ya más oscuro vuelvo a la Luna y la veo con mucho detalle hasta con el Nagler y el Barlow, impresionante, me sentía un astronauta. Hoy también Omar se hizo presente y también mi señora y mi hijo mayor. Me fui después a cenar y ya bien entrada la noche acomodé el telescopio cerca de la pileta para observar la zona sur y este del cielo.

Quede dentro de todo lo mejor protegido posible de las luces y con buena vista de la zona a trabajar, y ahora hago un comentario interesante sobre la calidad del cielo, si bien se ven bien las Nubes de Magallanes (dos galaxias visibles a simple vista con buen cielo y de tamaño aparente enorme), no hay rastro del Saco de Carbón (nebulosa oscura en Crux), lo cual me muestra la falta de contraste para ver galaxias. Comienzo con la observación del cúmulo abierto Cr 135 que rodea a la estrella Pi Puppis, una brillante y amarilla estrella que destaca en el cúmulo, el mismo tiene pocos y brillantes componentes que llenan el campo del PL 26 mm. Le sigue otro cúmulo abierto, NGC 2439 en la misma constelación, hay que buscarlo con cuidado ya que sino pasará desapercibido, la mejor vista la obtuve con el Plossl 7.4 mm. Destaca una estrella amarilla, después varias estrellas más débiles y parece querer mostrar aún más componentes de menor magnitud, interesante para observar con mejor cielo o con un telescopio de mayor abertura. Intento cazar el cúmulo abierto NGC 2354 pero no logro separarlo del fondo estelar, si tengo suerte con otro cúmulo abierto, NGC 2362 (estos dos últimos en Canis Major), interesante, pequeño con el Plossl 26 mm y muy bueno con el Plossl 10.5 mm, tiene forma triangular y destaca una estrella mucho más brillante que el resto en su centro, tiene pocos componentes de similar brillo, hay que buscarlo con cuidado. Volviendo a Puppis capto al cúmulo abierto NGC 2482, poca cosa, chico y con pocos componentes, se confunde con el fondo estelar. Cerca de aquí, el cúmulo abierto M93, más interesante que el precedente, pequeño y con varios componentes, como en dos escalas de magnitud, presenta un fondo nebuloso que podría atribuirse a estrellas más débiles, buena vista con el Plossl 17 mm. Buscando éste cúmulo me encuentro previamente a unos dos grados del mismo, con una interesante nebulosa que rodea bien circularmente una estrella de aproximadamente 7° magnitud y que no tiene denominación en el Sky Atlas 2000 que utilizo como referencia, muy buena, no le di importancia en ese momento y consultando ahora el antes mencionado atlas, resultó ser la nebulosa vdB 98 (22) Ya que la tenia cerca, intento con la galaxia NGC 2566 (también en Puppis) pero…nada. Sigo con NGC 2527, otro cúmulo abierto en la misma constelación, bien con el Plossl 26 mm, de tamaño medio y con varias estrellas, hay que usar un amplio campo para no confundirlo con el rico campo estelar de la Vía Láctea. Y finalizo en ésta constelación con el cúmulo abierto NGC 2489, muy interesante con el Plossl 26 mm, pequeño, destacan dos estrellas por sobre el resto, que son débiles aún con el Plossl 7.4 mm, hay que usar visión desviada!, realmente interesante. Cambio de zona y me voy al sur, intento captar dos nebulosas planetarias, NGC 2867 e IC 2501 ambas en  Carina, pero nada. Voy al cúmulo abierto NGC 4609 y que no me fijé ya había observado en Sierra de la Ventana el año pasado (no olvidar que estoy buscando y registrando objetos nunca vistos), interesante, pequeño, al lado de una estrella brillante, muy chico con el Plossl 17 mm e igual con el PL 7.4 mm, una docena de componentes más otros más débiles. Y aquí doy por terminada la jornada que ha sido realmente buena.

 

Sábado 28

 

Hoy vinieron por el fin de semana mi suegra y mi cuñada, así que no tengo planeado observar salvo que alguien me pida le muestre algo (… y nadie me lo pidió!).

 

Domingo 29 al miércoles 1 de Febrero

 

La Luna ya molesta, no se pone temprano y está cada vez mas iluminada, estaba totalmente despejado pero no tenia muchas ganar de mirar, error, ya que en casa no puedo observar y no debo entonces desperdiciar ninguna noche!... más tarde lo lamentaré, ya que el lunes y martes hubo tormenta. El miércoles parecía querer despejarse, saqué todo y cuándo me dispuse a mirar se nublo todo! Así que a guardar el equipo, me fui a dormir y en algún momento de la madrugada me desperté, mire por la ventana y se veía despejado, que hago? pero no, estaba cansado y seguí en la cama. 

 

Jueves 2

 

Primera noche de observación desde el viernes pasado, me encuentro con un cielo muy blanco, hay una Luna muy brillante, ya pasada de cuarto creciente, así que sólo buscaré cúmulos abiertos, arranco con NGC 5606 próximo a alfa Centaurus, es muy chico, hay que buscarlo con cuidado, con el Plossl 7.4 mm mostraba apenas 4 o 5 estrellas y algo indefinido con éste cielo, deben ser componentes muy débiles. De aquí me voy para otro lado, hacia Canis Major: capto el cúmulo abierto NGC 2360 y que es también C58, es un objeto chico pero hermoso, muy buena vista con el Plossl 26 mm, bien con el Plossl 12.5 mm y con el Plossl 7.4 mm la mejor imagen, aunque sigue pequeño y con muchas estrellas, realmente muy bueno. Le sigue NGC 2345, otro cúmulo abierto, bien con el Plossl 12.5 mm, de forma alargada con varios componentes y tiene otros más débiles, pero con éste cielo no da para más. Busco al cúmulo abierto NGC 2204, pero nada, no logro separarlo del fondo estelar. Le sigue otro abierto, NGC 2451, que rodea a la estrella “C” Puppis, son varias estrellas que se aprecian bien con el Plossl 26 mm pero es poco interesante. NGC 2477 (C 71) es otro cúmulo abierto que se encuentra entre el cúmulo precedente y tseta Puppis, es realmente espectacular! Un verdadero enjambre de estrellas con el Plossl 26 mm, chico, mejor con el Plossl 12.5 mm, con el Plossl 7.4 mm se captan muchas estrellas más pero no logro resolverlo por completo con éste cielo, realmente espectacular y para buscar con mejor cielo o por lo menos con uno como éste pero sin Luna. Le sigue otro cúmulo abierto: NGC 2546, a unos tres grados del precedente, también bueno pero no como el anterior, es mediano, bien con el Plossl 26 mm y con el Plossl 12.5 mm se resuelven muchos más componentes quedando otros más débiles sin resolver. Cambio de constelación, y capto a NGC 2910 cercano a kappa Vela, bien con el Plossl 12.5 mm, es un cúmulo abierto chico y poco interesante. Busco a Pismis 16, otro cúmulo abierto, próximo a fi Vela pero no logro separarlo del rico fondo de la Vía Láctea. Le sigue el abierto NGC 3572 en Carina, hay que buscarlo con cuidado para no confundirlo con el fondo estelar, chico, bien con el Plossl 7.4 mm. Le sigue el cúmulo abierto NGC 5460 próximo a tseta Centaurus, es chico, se aprecia bien con el Plossl 12.5 mm, tiene como componentes principales un trapecio y separado otras estrellas formando una C, poco interesante sin embargo.

Aquí finalizo con los cúmulos abiertos ya que noto que apareció Marte, y antes de referirme a él menciono que previamente observé a Venus y a Júpiter pero había mucha turbulencia y nada interesante pude ver en ellos. Hoy a Marte lo tenia más alto en el firmamento y se veía mejor, bien definido el borde y muy destacado el polo pero nada más. Después apareció Saturno, bien los anillos, la separación con el planeta, la sombra del mismo sobre los anillos y Titán (la luna más grande y brillante de Saturno) pero nada más, no pude ver la División de Cassini! ("anillo" oscuro que divide en dos los anillos del planeta), es una noche muy turbulenta.

Empiezan a aparecer nubes de nuevo, la Luna muy molesta ya que me obligó a dejar la zona norte y noreste del cielo ya que me deslumbraba como si me pusieran una linterna en la cara! Capto un objeto distinto, el cúmulo globular NGC 5986 en Lupus, muy cerca del horizonte, logro verlo en un claro entre dos árboles pero solo veo una nubecita apenas visible con el Plossl 26 mm y bien con el Plossl 12.5 mm pero nada más, el cielo estaba muy blanco. Me dispongo a capturar otros dos cúmulos globulares pero se puso más nublado, tengo paciencia y estoy descansado a pesar de que son como las dos de la madrugada, pero noto ahora que todos los oculares que estaban afuera de su caja, en la bandeja del trípode y en el porta ocular están empapados por el rocío, antes lo estaba el telescopio pero nada le hacia, con los oculares fuera de combate tuve que desistir y dar por finalizada la noche.

Hoy fue realmente mi “Batalla de Obligado”, la ansiedad por las noches perdidas y la cercanía del fin de la estadía aquí, un cielo desastroso por la Luna que había arruinado el firmamento y que me encandilaba si observaba hacia esa zona, los mosquitos (varias veces tuve que ponerme repelente, los espirales uno se apago por el rocío y el otro fue insuficiente) que me atacaron todo el tiempo, el rocío que empapo todo, la vuelta de las nubes… pero bueno, a pesar de todo coseche varios objetos nuevos.

 

Viernes 3

 

Por el tema lunar, estos dos últimos días miraré a nuestro satélite natural, a Júpiter y si puedo trataré de captar algún cúmulo abierto más pero otra cosa no se puede hacer con un cielo cada vez más brillante debido a una Luna que se aproxima a su fase de llena.

Arranco con Júpiter: tremenda turbulencia que “barría” su contorno, salvo las dos bandas más prominentes, ningún detalle fino era visible.

Ahora el espacio profundo: empiezo con la búsqueda del cúmulo abierto NGC 2215 en Monoceros pero no puedo encontrar nada que parezca un cúmulo, si capto después a NGC 2232 rodeando la estrella 10 Monoceros, es irrelevante, alrededor de 10 estrellas, casi ni parece un cúmulo abierto. Intento captar otro objeto del mismo tipo, NGC 2204 cercano a beta Canis Major pero a pesar de estar centrado en el campo del Plossl 26 mm no veo nada. ¿Será por el pésimo cielo? Me paso a un cúmulo globular: M68 en Hydra, muy deslucido con éste cielo, casi invisible con el Plossl 26 mm, mejor con el Plossl 12.5 mm, sin condensación central, chico, aunque habría que verlo con cielo oscuro para precisar mejor su tamaño, está rodeado por varias estrellas telescópicas que le dan un marco interesante. Después de escribir esto, me llamó la atención no haberlo buscado el año pasado… y paso que… sí lo había visto, pero no anoté en la lista que me traje de objetos ya captados su número del catalogo Messier, y por ello lo busqué como un nuevo objeto, y bueno, gajes del oficio, pero que me sirvió también para evaluar la calidad del cielo con ésta Luna.

Finalizo la búsqueda de nuevos objetos con el cúmulo abierto NGC 3330 en Vela, pequeño, con forma triangular, achatado, solo se encuentra buscando con atención, bien con el Nagler, con varias estrellas, pero no vale la pena buscarlo a mi criterio. Como hoy no había nubes me quise quedar para hallar dos cúmulos globulares que ayer las condiciones del clima no me permitieron buscar, los NGC 5824 en Lupus y NGC 5694 en Hydra, pero tenia que esperar como mínimo una hora y media más, ya era tarde y si M68 se había visto tan deslucido calculé no valdría la pena la espera con éstos objetos y di por finalizada la noche viendo dos clásicos: Omega Centaurus, el más glorioso cúmulo globular, que se resuelve hasta su centro y no deja de asombrarme cada vez que vuelvo a observarlo y NGC 4755, más conocido por Cajita de Joyas (cúmulo abierto en Crux). Este último me brindó la mejor vista con el Plossl 12.5 mm y el primero con el Nagler.

 

Sábado 4

 

La última noche, salimos a merendar y cenar a San Pedro, al regresar había muchas nubes y una Luna tremenda así que doy por cerrada las jornadas de observación en Vuelta de Obligado.

 

NGC 2362 y 2360

NGC 2489, 2477, M93, vdB98

Planetario azul

NGC 1808, 1792, 2090

 

NGC 1261

NGC 1537

NGC 3585 y 3621

 

 

Resumen de los objetos buscados en el cielo

(*) objetos no encontrados

Galaxias

Cúmulos globulares

Nebulosas

Nebulosas planetarias

Cúmulos abiertos

NGC 1537

NGC 1261

vdB 98

NGC 3918 (la planetaria azul)

Cr 121

NGC 1672

NGC 1851

 

NGC 2867 (*)

Cr 132

NGC 1792

NGC 5986

 

IC 2501 (*)

Cr 135

NGC 1808

 

 

 

Cr 140

NGC 2090

 

 

 

NGC 2232

NGC 625 (*)

 

 

 

NGC 2345

NGC 685 (*)

 

 

 

NGC 2360

NGC 1097 (*)

 

 

 

NGC 2362

NGC 1249 (*)

 

 

 

NGC 2439

NGC 1532 (*)

 

 

 

NGC 2447 (M93)

NGC 1617 (*)

 

 

 

NGC 2451

NGC 1688 (*)

 

 

 

NGC 2477

NGC 1700 (*)

 

 

 

NGC 2482

NGC 1703 (*)

 

 

 

NGC 2489

NGC 2188 (*)

 

 

 

NGC 2527

NGC 2566 (*)

 

 

 

NGC 2546

Fornax Dwarf (*)

 

 

 

NGC 2910

 

 

 

 

NGC 3330

 

 

 

 

NGC 3572

 

 

 

 

NGC 5460

 

 

 

 

NGC 5606

 

 

 

 

NGC 2204 (*)

 

 

 

 

NGC 2215 (*)

 

 

 

 

NGC 2354 (*)

 

 

 

 

NGC 3572 (*)

 

 

 

 

Pismis 16 (*)

 

 

 

 

Stock 13 (*)

 

Aumentos y campos que brindan los oculares utilizados con el telescopio de 150 mm F/D 5

Tipo y distancia focal

Aumento

Campo en grados

Aparente

Real

Plossl 26 mm

29

52

1,8

Plossl 17 mm

44

50

1,1

Plossil 12,5 mm

60

52

0,9

Plossl 10,5 mm

71

50

0,7

Plossl 7,4 mm

101

50

0,5

Plossl 4,8 mm

156

82

0,5

Barlow + 7,4 mm

182

50

0,3

Barlow + 4,8 mm

281

82

0,3

Nota: telescopio reflector es aquel que utiliza espejos en lugar de lentes para formar las imágenes. Newtoniano se lo denomina así por el tipo de configuración óptica –espejo primario esférico o parabólico según la relación abertura/distancia focal y espejo plano diagonal para examinar la imagen fuera del tubo telescópico. Por abertura se refiere al diámetro del espejo principal, el cual hace de objetivo. Refractor es el tipo de telescopio cuyo objetivo utiliza lentes. Lente de Barlow es un accesorio óptico que multiplica el aumento del ocular que se le acopla, en éste caso aumenta un 80%. Plossl es un conocido diseño de ocular –elemento óptico que amplifica la imagen formada por el objetivo – que tiene un campo llamado normal de 50° y muy buena calidad óptica si es de la variante con lentes sin caras externas planas como los de marca TeleVue que aquí utilizo - todos los aquí mencionados con excepción del 12,5 mm y 26 mm. Los milímetros indican el aumento que nos dará, cuánto mayor su distancia focal menos aumento obtendremos. Nagler es un ocular que lleva el nombre de su inventor y además fundador de la famosa óptica Tele Vue, que tiene un campo muy grande de 82° y una calidad óptica sobresaliente hasta el borde, incluso en instrumentos de foco muy corto como el que aquí utilizo.

Referencias:

  1. La Vía Láctea es el manto lechoso que se puede ver en un cielo diáfano y son los brazos espirales de nuestra galaxia vistos de canto. Hacia la dirección de la constelación de Sagittarius la Vía Láctea es más intensa, allí se encuentra el centro de la galaxia.

  2. Júpiter, es el planeta más grande y brillante de nuestro sistema planetario y el objeto más brillante del cielo nocturno después de la Luna y Venus.

  3. Turbulencia, es el movimiento que presentan las imágenes debido a la atmosfera, de ser intenso perjudica notablemente la observación, en especial la de planetas y estrellas dobles.

  4. Los satélites principales de Júpiter son cuatro, fácilmente visibles con pequeños telescopios e incluso con la mayoría de los binoculares.

  5. Láser, en astronomía se utiliza el de luz verde ya que el haz de dicho color es visible en la oscuridad por nuestros ojos.

  6. Sirius, es la estrella más brillante del firmamento nocturno, solo superada por la luminosidad de la Luna y los planetas Venus y Júpiter.

  7. Cúmulos de estrellas, en éste trabajo me refiero a los de tipo abierto, que son agrupaciones de unas pocas a algunos centenares de estrellas y que se sitúan preferentemente en los brazos espirales de nuestra galaxia, y los de tipo cerrado, más conocidos por cúmulos globulares, que son agrupaciones de forma en general esférica y que contienen  varios miles de estrellas. Estos se encuentran en la periferia de nuestra galaxia y envolviendo a la misma.

  8. Charles Messier fue un buscador de cometas francés que a fines del siglo 18 publicó un listado de “objetos molestos” para el y para no confundirlos con cometas los registró (en total son109). Desde hace varias décadas su poco más de centenar de objetos catalogados forman una parte de los objetos más notables al alcance de un telescopio pequeño. Hay muchos objetos brillantes más al alcance del observador que están ausentes en su listado, en general por estar éstos fuera de su alcance debido a su situación geográfica y por la escasa calidad de los instrumentos que utilizó. La letra “M” seguida de un número indica que pertenece a éste famoso catalogo.

  9. Utilizo en éste trabajo el latín para mencionar a las constelaciones, ya que me gusta más así y es además como en general figuran en los catálogos estelares

  10. El trapecio es un cúmulo de estrellas en el interior de la famosa nebulosa de Orion, sus componentes más brillantes son cuatro y están visualmente ubicados formando un  trapecio. Tiene otros componentes más débiles, como el quinto aquí mencionado.

  11. La estrella más brillante de cada constelación lleva el nombre de la primera letra del alfabeto griego: alfa, seguido por el nombre de su constelación. Al acabarse las letras de dicho alfabeto se utilizan números.

  12. Alfa Crux es una estrella doble. Una parte importante de las estrellas son dobles o múltiples

  13. Las Galaxias son los máximos conglomerados individuales de estrellas y muchas de ellas como la nuestra, llamada Galaxia de la Vía Láctea, forman un cúmulo de galaxias, que en nuestro caso se llama “Grupo local”.

  14. NGC son las siglas del New General Catalogue, que es el catálogo de objetos del espacio profundo más conocido y utilizado. Fue realizado por el astrónomo danés John Dreyer y consta de casi 8000 objetos. Posteriormente agregaría otros dos catálogos suplementarios, unificados como uno en la mayoría de los textos y mapas astronómicos: el Index Catalogue, cuyas siglas son IC y que agrega unos 5000 objetos más.

  15. La letra “C” seguida de un numero, se refiere al catalogo de objetos del espacio profundo omitidos por Messier y realizado por el astrónomo británico Patrick A. Caldwell-Moore por la  cantidad de 109 objetos también, y que abarca ambos hemisferios. Igualmente y a mi criterio, no debía haberlo acotado así ya que siguen quedando afuera objetos interesantes.

  16. Planetas Mediceos es el nombre que le puso Galileo a los cuatro satélites de Júpiter por el observado, en honor a los Duques de Toscana, que eran de la familia Médicis, patronos de Galileo.

  17. Me refiero a que no tuve la oportunidad de observar la ocultación de un satélite por pasar éste detrás de Júpiter o de ver su sombra por cruzar delante del mismo.

  18. Luz cenicienta es la luz de la Tierra reflejada por la Luna.

  19. Las letras “Cr” seguidas por un numero, se refieren al catalogo de cúmulos abiertos del astrónomo suizo Per Collinder.

  20. Las nebulosas planetarias son el resultado de la explosión en la fase final de la vida de estrellas mas masivas que nuestro Sol, donde expulsan al espacio sus capas exteriores formando una nebulosidad con forma de anillo o capsula, de ahí su similitud con los planetas y por ello su nombre.

  21. Se refiere al catalogo del astrónomo alemán Jurgen Stock.

  22. Catalogo de nebulosas de Van Den Bergh.

 

volver a Relatos de aficionados

volver a Efemérides