El autor del artículo en la Plaza Vieja, de fondo la iglesia de Nuestra Señora enfrente de Tyn donde descansa Tycho Brahe.

 

La Línea Meridiana. Al fondo donde se encuentra parada Patricia estaba originalmente la columna mariana.

 

La placa de la meridiana

 

La columna mariana en la Plaza Vieja, de fondo la Iglesia de Nuestra Señora enfrente de Tyn, en una foto antes de la destrucción de la columna

 

Lugar donde se situaba la columna mariana, al fin de la línea meridiana.

OSJ Viajero

La meridiana de Praga - por Diego Giraudi


 

 

Praga

Europa tiene muchas ciudades fascinantes para ver, dentro de la larga lista una de las primeras por su historia, su cultura, sus edificios y sobre todo por el ambiente que se respira aun hoy día, debe ser sin duda alguna Praga.

El interesado en la historia de la astronomía podrá encontrar muchos puntos de interés: La tumba de Tycho Brahe, la casa de Kepler, la torre astronómica del Klementinun, numerosos relojes solares, el singular Reloj Astronómico de la plaza vieja y también la línea meridiana sita en la misma plaza vieja.

Seguramente la lista se queda corta, pues la Praga depara sorpresas en cada esquina, pero aun con varios días para recorrer la ciudad, estos sitios mencionados son ya más que suficientes aun para un curioso del tema astronómico.

 

La meridiana de la Plaza Vieja

Para determinar el mediodía con exactitud los praguenses utilizaron diferentes métodos, el más preciso era sin duda el paso del Sol por unas ranuras colocadas en la torre astronómica del Klementinun, antigua universidad jesuítica, pero sin duda el método que más al alcance de todos estaba, además del conocido reloj astronómico de la plaza vieja era la línea meridiana situada a metros del reloj casi en el centro de la plaza.   

Situada en Staroměstské náměstí (La plaza de la ciudad vieja) aun se puede ver la guía de bronce que, inserta entre los adoquines del piso, marcan la antigua línea meridiana.

El stilo o gnomon, que marcaba la sombra sobre la línea al producirse el medio día, era una columna conocida como columna mariana que fue destruida en 1918 cuando la Republica Checa logra su independencia de los Habsburgo.

Construida en 1650, en la posición del meridiano de Praga (long. 14º 25’ 17’’ O), la línea de bronce se encuentra casi en el centro de la plaza a mitad de recorrido entre la iglesia de Nuestra Señora enfrente de Tyn, donde reposa Tycho Brahe, y el famoso Reloj Astronómico justo a la derecha del monumento a John Huss.

En el lugar donde se elevaba la columna mariana se puede ver un círculo de granito gris rodeado de cuatro cuadrados menores que marcan su anterior emplazamiento, al final de la meridiana hay

una placa colocada en la década de 1990 sobre la que se lee en checo y latín:  MERIDIANUS QUO OLIM TEMPUS PRAGENSE DIRIGEBATUR, “Meridiano que marco una vez el tiempo praguense”

 

La desaparecida columna mariana

La columna barroca original fue erigída en el centro de la plaza de la ciudad antigua como acción de gracias por la defensa de Praga de las incursiones de las tropas suecas en 1648.

La construcción, ejecutada por el escultor Jiří Bendl, uno de los artistas praguenses más importantes del barroco, comenzó en 1650 y fue consagrada por el arzobispo de Praga dos años después. Sobre su parte superior tenia una estatua de la Virgen Maria bajo la advocación de la Inmaculada Concepción. El 3 de noviembre de 1918, después de la independencia de Checoslovaquia una multitud enardecida tira la columna por ser considerada un símbolo de la depuesta monarquía Habsburgo. Si bien desde 1920 existe una sociedad que persigue el fin de colocar una nueva columna en dicho sitio, el espacio permanece aun vacío, siendo objeto de múltiples discusiones entre los checos si restituirla o no. Hay quienes dicen que sí se debería, pues la mayoría de los checos son católicos y estuvo mal tirar una estatua de la Virgen María, también están los que dicen que más que un símbolo religioso era un símbolo político y por eso estuvo bien derribarla, otros argumentan que tampoco se puede llevar a Praga a una reconstrucción de época pues la ciudad ha ido cambiando y lo hecho, siendo parte también de la historia, hecho esta. Las numerosas posturas, que superan por mucho el objeto de este articulo, son más que interesantes y merecen un capitulo aparte para quien se interese por ellas. Los restos de la columna mariana se pueden ver hoy en el Lapidario del Museo Nacional,  en Výstaviště, Praga.

 

Más información

http://www.kralovskacesta.cz/en/tour/objects/prague-meridian-14-25-17.html

http://muse.jhu.edu/journals/radical_history_review/v079/79.1paces.html

 

 

 

volver a OSJ Viajero